La acogida de ASSÍS y los Microcréditos: Endeudando la Exclusión Social

La Miseria moral de algunas entidades sociales!

Un tiempo atrás, recuerdo haber esperado a un amigo en frente del centro ASSÍS, de Sarriá, lo esperaba para ir a una empresa y acompañarle a pedir trabajo. Él iba al centro de acogida Assís todas las mañanas a desayunar y a pasar un rato en Internet, pero aquel día iba a acudir a una charla sobre Microbank y los microcréditos, un negocio en auge por la India, Pakistán y los Países de Latinoamerica, que promete sacando de la pobreza a las personas a base de prestamos pequeños y con formas flexibles de devolución. Estaba muy entusiasmado cuando salió. porque tenía la sensación de que aquellos le iban a dar un préstamo de hasta 1000 euros como si nada.

El perfil

Él es jugador de poker online y en enumeradas ocasiones se gastó todo lo que tenía jugando en las salas de PokerSatrs, Bwin u 888. También estaba ilusionado con que le iban a pagar 10 euros por cada presencia y, como llevaba ya 3 días, él esperaba cobrar unos 30 euros. En aquellas charlas acudían muchas personas en la misma situación y, restando a los muy pocos capaces de autocontrol, algunos de ellos por los síntomas de ludopatía o ansiedad generalizada, esperaban poder obtener una cantidad de dinero casi regalada. Poco tuvieron en cuenta, los profesionales del centro de acogida, la situación de estos usuarios, a la hora de ofrecerles el atractivo para acudir a las charlas. No tuvieron en cuenta la escasa capacidad de elegir, la de discernir lo que conviene y lo que no, en las personas usuarias de los recursos sociales.

¿Acaso no saben que la falta de estos detalles es la razón misma de estár en esta situación?

¿Dónde estaba el sentido de la responsabilidad social?

¿Dónde estaba el buen ejercicio moral de las acciones profesionales?

El día siguiente acudió otra vez, y está vez, el trabajador social de allí llamado Rougé, le dijo que iba a cobrar más adelante, que ahora no podían pagarle. Aquellos extranjeros, con cara de endeudar a cualquiera incluso al más pobre, apuntaban la presencia de cada uno y mantenían el orden vigilando la seriedad y motivación de cada uno, al igual que lo hacen las sectas de los evangelistas con los nuevos adeptos. Todos aquellos, quienes vestían trajes, se veían bien peinados, con sonrisas sarcásticas y mucho alarde de felicidad, han podido endeudar a una buena parte de los usuarios de los servicios sociales quienes actualmente todavía deben dinero y están por los albergues de primera acogida y por los programas de San Juan de Déu. En los albergues de Sarria, Creu dels Molers, Zona Franca y Nou Barris, hay bastantes usuarios endeudados por los microcréditos.

No aceptan y tampoco endeudan a cualquiera

Este amigo mio, al no ser beneficiario de la famosa paga PIRMI que se la tramitan los profesionales del sector a cualquier usuario que sepa caer bien, adular y hacerles la pelota, no fue aceptado por estos paquistaníes que repartían los billetes en forma de préstamo. Y como veremos mas adelante, no solo que no le dieron el crédito sino que, tampoco le pagaron los 10 euros prometido por acudir. Nos enteramos después de que, algunos cobraron y fueron exactamente los que resultaron ser aptos para el crédito.

Que Dios te lo pague

Unos días después, fui a esperarlo y, este mismo día, se suponía que el trabajador social Rougé le iba a pagar los ya 40 euros. Pues, de todo menos eso, la respuesta que se llevó mi amigo fue la siguiente: que no le darían el dinero porque Assís ya le está ayudando mucho y que el dinero va en la comida de los desayunos y en las instalaciones, que todos tenemos que aportar algo y ayudar. A mi amigo, se le quedó la cara de tonto y se sintió impotente y estafado frente a aquella situación. Os lo juro que transmitía tanta tristeza y frustración que, tan solo con mirarle la cara, me entró muchísima pena.

La falta de compromiso social

Assís llama a estas sectas para lucrarse con un colectivo en exclusión que acude allí para comer, ir al baño, vestirse con algo de ropa y encontrar algo de calor humano. Estas personas, en vez de estar protegidas y auxiliadas para que ningún charlatán los engañen, quedan vulnerables frente a la voluntad de cualquiera de los dirigentes de estos centros. Si no fuera por la decisión de Jesús, el encargado del programa Assis, de aceptar en utilizar la masa de personas pobres para que caigan en las garras de la deuda, estas personas, quienes actualmente viven en albergues y programas de pisos, no estarían endeudadas. En esas charlas, abusan y los manipulan a través de una campaña de marketing agresiva, que no deja margen para la libre decisión, y logran una sugestión irreal por parte de los usuarios. Les hacen llegar a creer el hecho de que, un préstamo miserable de 1000 euros, va a ayudarles a salir de la situación y que encima serán emprendedores por el hecho de coger ese dinero.

¿No se han dado cuenta, estos profesionales, que desvirtúan, en la mente de los usuarios, las razones por las que han llegado en situación de exclusión?

¿No pensaron en lo difícil que estrían haciendo los procesos de inclusión, exponiendo a los usuarios a estos escenarios engañosos y con oscuros propósitos?

Prevenir denunciando

Aquellas personas, cuyas palabras bonitas y sonorizas eran fruto del cálculo y el interés compuesto, les vendieron la moto a todo el mundo, a usuarios y profesionales, de una forma vergonzosa y sin escrúpulos. Estaría bien que todo el mundo conozca los hechos y, aquellos que pueden, que colaboren con información o testimonios. Dichos actos nunca hubiesen sido posible sin la cooperación del centro de acogida Assís y, no tengo constancia de que haya pasado esto en otro programa o entidad pero, estaría bien saberlo y conocerlo por si alguien tiene constancia de ello.

Mnifiesto

Quiero poner de manifiesto la doble moral ejercida por los gestores de Assis y averiguar la cuantía de ganancias que tuvieron por los "HONORARIOS" recibidos de estos prestamistas más las cuotas de participación no pagadas a los usuarios. Estoy seguro que estos profesionales, estarían indignados ante el hecho de quedarse sin sueldo por el capricho de un jefe pero, no vacilan a la hora de quitarle la paga a un usuario.

Ayuda y Colaboración

Me gustaría pedir la ayuda de todo aquel o aquella que tiene constancia de estos hechos para formular una denuncia conjunta y presentarla ante un comité de ética en el Ayuntamiento de Barcelona y ante el Departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familia a través de su Servicio de Inspección y Registro.

- Articulo escrito y publicado por Andrei Cristian Elenei - BARCELONA SOCIAL -