Bienvenido/a

Andrei Cristian Elenei 

Activista en pro de los derechos sociales y en contra de la exclusión

  • Investigador de programas y proyectos sociales
  • Fundador: Barcelona Social, Actum Socialis y SocialLeaks
  • Administrador principal de las tres plataformas
  • Desarrollador: App Bcn Social,  RED Bcn Social y Sin Hogar Bcn
  • Desarrollador: Mapa Bcn Social
  • Autor: Guía Bcn Social: Recursos con acceso directo.
  • Autor: Guía SocialLeaks: Manual para las filtraciones.
  • Autor de todos los artículos y publicaciones Blog Bcn Social

  • Mi carrera profesional se basa , fundamentalmente,  en el mundo de la administración y el comercio (áreas donde he adquirido una visión profunda sobre la conducta humana, el funcionamiento de la sociedad).  Soy una persona inquieta, llena de curiosidad y con una fuerte inclinación hacia el estudio de las leyes que mueven el comportamiento social.
  • La principal razón para la creación de la plataforma Barcelona Social radica en utilizar conocimiento y tecnología para intentar prevenir o dar respuesta a las necesidades derivadas de situaciones de riesgo o exclusión social. La multitud de recursos disponibles para luchar contra esta situación no son suficientes y los que existen no son fácilmente accesibles para los que puedan necesitarlos.


 

  • La plataforma quier ilustrar, a través de sus proyectos y publicaciones, el efecto secundario derivado del ejercicio moral al que estamos expuestos todos y que, de forma aleatoria pero determinante por condición, uno de cada cuatro miembros adultos, – ver artículo El País –, estamos expuestos al riesgo de que, un día, podamos ser excluidos y marginados por los demás miembros de la sociedad.
  •  La tasa anual, – ver datos INE –, de personas que viven en esta situación es progresiva en el tiempo y sus aumentos van en la misma proporción que el crecimiento de la población en general y, lo que quiero decir con esto, es que, la exclusión, es un fenómeno social al que aportamos todos un granito de arena para su existencia; uno de cada cuatro niños/as que ahora mismo viven felices en sus hogares van a nutrir las filas de este colectivo en el día de mañana y la misma proporción de niños/as, que todavía no existen y tan solo son proyectos o sueños de parejas enamoradas, también lo harán después. Es fácil y cómodo decirse o afirmarse a uno mismo que ” a mi no me va a tocar” o que “mi hijo/a no va a llegar así” pero la verdad es que las matemáticas no mienten y, lo que ahora puede ser impensable, con el paso del tiempo se convierte en una realidad para uno de cada cuatro adultos. Se podría responder a esto con que no es verdad ya que no hay rastro visible de tal proporción pero esto se debe a que, entre otras cosas, una ves llegado a esta situación, muchos mueren, ya sea por actos voluntarios o no, pero lo hacen y mueren mal y en silencio; el índice de supervivencia es muy bajo una vez llegado en tal situación aunque otros podrían opinar lo contrario.
  • Otra de las razones de su invisibilidad es la forma de vivir de dichas personas que suele ser al estilo nómada, de un lugar a otro; tampoco hay que olvidar los pocos recursos disponibles que hay para gestionarlos que están ubicados, de forma estratégica y en forma de cárceles, centros penitenciarios, centros de salud mental y albergues sociales, para ser ocultados a la sociedad diluyendo así la masa total. Las enfermedades físicas y, sobretodo mentales, es otra variable a tener en cuenta para su invisibilidad y, muchas personas, aunque no vivan en las calles, están excluidas socialmente malviviendo en sus propias casas agonizando o aguantando situaciones violentas. Hablamos de reciclar todo tipo de productos y esta muy de moda ser ecológico, no contaminar y cuidar el medio ambiente, pero, las personas cuando se desgastan por la fricción social quedan relevadas al olvido, a la indiferencia. y a la miseria. Nos gusta mucho sentirnos benévolos para con los animales y gastamos muchos recursos en sus cuidados que muchas veces son innecesarios y exagerados, pero, huimos de personas que duermen por las calles y hasta los criticamos con sermones morales o políticos si tenemos la oportunidad y el circulo de personas que nos dé la razón. Los hay que dicen sentirse sensibilizados con este colectivo y los que hacen voluntariado en diversas instituciones para ayudarles a ser felices, pero, si alguien conoce este mundo y conoce la realidad, sabe que no se necesita eso, que nadie tendría que recibir estos tratos porque no han hecho nada malo para llegar a esa situación y que son totalmente pobres para que otros puedan tener mas de la cuenta. Se les tratan a estas pobres personas como si se les trataran a unos jugadores de fútbol tras un supuesto partido en el cual estuvieran perdiendo y por haber perdido se les echarían a la calle para no ser aceptados jamas como jugadores y poder algún día volver a jugar. ¿Sería justo hacer eso? Esta situación, desde otro punto de vista, también es similar al de un punto muerto en una carretera donde no paran de morir personas en accidentes semana tras semana y nadie hace nada para remediarlo; no lo hacen porque, como son la mayoría los afortunados y la minoría los perjudicados, nadie hace nada ante tal injusticia hasta que las cuotas se hagan muy visibles y molesten a la vista o que la indignación popular se haga patente mediante una protesta.
  • En la vida social hay que estar todos y para todos sin excepción alguna porque, si hay dignidad para unos lo debe haber para todos. No esta bien hacer la vista gorda porque la varianza nos puede favorecer ahora pero nunca nos garantiza el futuro y, por tan difícil que parezca, si no construimos una estructura que cubra ciertos riesgos sociales como si se tratase de incendios, salud, desempleo o accidentes de tráfico, cualquiera puede llegar a perder todo en cuestión de días y nada podrá hacer para mejorar su condición y volver a sentirse digno.
  • La aplicación móvil APP BCN SOCIAL que he desarrollado, pretende e intenta servir de guía y, al mismo tiempo, ser un instrumento de poder para hacer visible la calidad, cantidad y modo de gestión de los recursos sociales destinados a las personas en exclusión. La plataforma, junto con la aplicación, están diseñadas para impulsar un cambio en la forma de ver y gestionar el gran problema de la exclusión social, mediante la implementación de herramientas eficientes y de fácil acceso, las cuales han sido desarrolladas tras el análisis y el estudio de las necesidades reales reflejadas por este colectivo.

                                                                                                  - Andrei C. Elenei -



- AYÚDANOS A CRECER -